¿Es seguro pedir un préstamo online?

Los avances tecnológicos -y la pandemia- nos sumergieron rápidamente en la velocidad del mundo online, y ya son cada vez más los trámites financieros que podemos resolver con un sólo clic. Entre ellos, los préstamos.  Y aunque es muy fácil conseguirlos, es importante informarse bien para que sean seguros y prevenir cualquier estafa por Internet

Por eso, acá te dejamos unos consejos para que puedas elegir las mejores opciones seguras, confiables y legales.

¿Cuál es la ventaja del préstamo online?

La ventaja de los préstamos online es  que podés recibirlo en cinco minutos, no necesitas ir físicamente a ningún lugar, hacer filas, presentar papeles, perder tiempo en idas y vueltas, y podés recibir todo el asesoramiento que necesitas desde la comodidad de tu casa. 

 

¿Y cómo sé que es confiable?

Para saber que es una empresa de préstamos online es confiable y segura podés hacer los siguientes chequeos:

  • Chequeá que esté registrada ante la AFIP (en la web tiene que haber un código QR que diga “Data Fiscal”, ahí podés clickear para conocer su información fiscal). 
  • Asegurate que la página sea segura. La dirección web tiene que empezar con https y tener un candado a la izquierda.
  • Lee los comentarios que otros usuarios dejan en redes sociales.

Y después, es importante que sepas algunas cosas básicas:

    • Ninguna empresa puede pedirte dinero por adelantado como garantía.
    • Siempre que contrates un servicio online, vas a recibir un email con las condiciones. Crucial leerlas para estar de acuerdo y no llevarte sorpresas.
    • Si una entidad te ofrece un servicio con condiciones muy diferentes a las demás, dudá. Aunque es un sector competitivo porque hay una gran oferta, si hay diferencias muy exageradas, es probable que se trate de una estafa.  
  • Cuanto más claras las condiciones, más confiable el sitio. 

 

Ok, ¿cómo consigo mi préstamo?

Tan fácil como entrar a la plataforma, llenar un formulario online con tus datos personales, ingresar la cantidad de dinero que necesitás, y los plazos de pago. En menos de 48 hs (depende de cada empresa) van a realizar un análisis de riesgo y brindarte opciones de crédito online en caso de aceptarlo.

Lo bueno es que las entidades cuentan con herramientas tecnológicas que las ayudan a acceder a tu información personal, conocer tu situación económica y antecedentes crediticios en minutos, y así poder darte una respuesta rápida.

Y al ser online, todo es más fácil de modificar en la marcha. Por ejemplo, si pagás tus cuotas al día, es probable que la empresa te “premie” dándote la posibilidad de ampliar tus plazos de pago, y obtener más flexibilidad con las condiciones del préstamo.

Unos consejos a la hora de elegir el mejor préstamo:

  • Calculá cuánto podés gastar por mes, no vaya a ser que lo pidas y después no puedas pagarlo. Lo ideal es que no supere el treinta por ciento de tus ingresos mensuales. El problema sería no poder pagarlo y “manchar” tus antecedentes para futuros préstamos que puedas necesitar.
  • Pedí lo justo y necesario. A veces las empresas pueden tentarte con grandes montos, pero eso sólo puede traer que te endeudes más. Mejor ir de a poco y después si necesitás un nuevo préstamo, volver a solicitarlo.
  • Lo ideal es elegir plazos cortos para reducir los intereses que te cobre la empresa.
  • Como te dijimos antes, es un sector competitivo, así que lo mejor es que analices varias ofertas y veas cuál te conviene más. De hecho, hay comparadores online que te ayudan en ese proceso.
  • Leé muy bien las condiciones, la letra chica con los intereses y gastos extras, y confirmá que todo sea correcto y esté dentro de tu presupuesto.
  • Si una entidad rechaza tu pedido, ¡todavía podés probar con otras! De todas formas, verificá por las dudas que tu solicitud no haya tenido errores.
  • Toda empresa debería decirte claramente: ¿Cómo es específicamente el tipo de interés? ¿Y el plazo de devolución? ¿Cuál es la forma de devolución? ¿Y en caso de retraso del abono? 
  • Este último punto es importantísimo: por lo general hay cierta flexibilidad, pero seguramente te aumenten los intereses (lógico). Dudá si te venden préstamos sin intereses o si te dicen que no pasa nada si te retrasas en el pago. 

 

Si creés que fuiste víctima de abuso económico o legal, podés denunciar o asesorarte en:

*Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) del Ministerio Público Fiscal de la Nación. 

Viamonte 1145, Piso 1° contrafrente – Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Atención: días lunes y jueves de 10 a 15 horas. denuncialausura@mpf.gob.ar

 

Ahora sí, ¡estás listo para elegir el mejor préstamo por internet para vos! En Alprestamo te ofrecemos seguridad, asesoramiento gratuito y extrema protección de tus datos. Completá el formulario, en minutos evaluamos tu perfil y te brindamos las opciones que creemos que más puedan convenirte. Tu proyecto está muy cerca de hacerse realidad 😉

últimas noticias
noticias relacionadas