Invertí en tu desarrollo profesional: Capacitate para conseguir el trabajo que querés

¿Te sentís estancado en el trabajo? ¿Necesitás un cambio laboral? ¿Querés ganar más plata? ¿Conseguir trabajo o una oportunidad que te permita un ingreso extra ? Una capacitación profesional; un curso para adquirir nuevos conocimientos o habilidades, obtener una certificación concreta, actualizarte, o aprender a manejar nuevas herramientas puede ser la clave que te lleve a alcanzar tus objetivos.

Capacitarte, mantenerte actualizado y adquirir nuevas herramientas profesionales te va a abrir la puerta a nuevas oportunidades de desarrollo profesional y, por supuesto, a un sueldo más alto. Esto aplica, tanto para los que quieren crecer dentro de la empresa  en la que trabajan (hacia un puesto más alto u otra área), como para aquellos que sueñan con lanzarse a algo nuevo, emprender un nuevo negocio o trabajar free lance.

La transformación digital y los cambios culturales, cada vez más rápidos, traen consigo muchas oportunidades, y a la vez, nos obligan a ponernos en marcha. Siempre hay cosas nuevas para aprender, nuevas formas de trabajar, nuevas herramientas, hasta nuevos trabajos. Si no nos actualizamos y/o capacitamos en forma constante, corremos el riesgo de quedarnos atrás.



Hoy en día  los trabajos más demandados tienen que ver con la tecnología y el mundo digital. Habilidades y posiciones muy demandadas que suelen encontrarse, como contrapartida, con poca oferta de profesionales. Por esa misma razón,  en el rubro de la tecnología  los sueldos suelen ser muy buenos. Muchos de los empleos que hoy tienen más demanda de trabajo, no existían hace 10 años; programadores, especialistas en contenido, expertos en sostenibilidad, community managers, etc. De hecho, se calcula que más de la mitad de los jóvenes acabarán en trabajos que aún no fueron creados.

Si estás pensando en encauzar tu rumbo laboral hacia el lado de la tecnología, los cursos más recomendados son aquellos relacionados con programación, diseño de UX, e-commerce y todo lo que tenga que ver con diseño y comunicación digital.  En lo que a posibles empleadores se refiere, dos de los sectores en auge, que proyectan seguir creciendo a buen ritmo a futuro, son: el sector fintech, la logística (y el desarrollo de apps y tecnología que la faciliten, los videojuegos, el diseño web y/o el marketing digital, y el desarrollo de soluciones tecnológicas que faciliten el e -commerce,  el trabajo en industrias clave como el agro (las famosas agtech), o prestaciones de servicios profesionales entre otras.

Sí, el futuro (y ya el presente) del mercado laboral pasa por la tecnología, el marketing digital y las comunicaciones. En los sectores tecnológicos, y las áreas de IT puntualmente, ofrecen oportunidades bien pagas y, en general, con posibilidad de trabajar a distancia o free lance, y buenas condiciones.

Si ya antes de la pandemia, varias empresas tendían a trabajar con la modalidad “home office”, la experiencia del último año hizo que además muchas empresas elijan directamente trabajar con proveedores y profesionales freelance (acostumbrados a trabajar en varios proyectos a la vez, por objetivos y desde su casa) en lugar de seguir haciendo crecer su nómina de empleados.

Pero las oportunidades laborales no se dan sólo en sectores de IT. Hoy en día, tener habilidades digitales o de diseño y comunicación digital, son un plus para cualquier puesto de trabajo. El marketing digital es un área en franco crecimiento hace años y ofrece oportunidades de empleo para todo tipo de perfiles en distintas áreas y/o tareas. Un curso de analista de datos, programador web full stack, data science, posicionamiento SEM y/o SEO  o community management puede ser un una herramienta clave para quien trabaja en esta área o quiere ofrecer servicios profesionales de manera independiente.

Es verdad que los cursos profesionales no son baratos, pero claramente valen la pena. La capacitación es una inversión a futuro que tiene un retorno visible en el corto y mediano plazo. Sumar conocimientos, herramientas y acreditaciones profesionales a tu perfil te ayuda a conseguir un ascenso o un mejor puesto de trabajo, un aumento de sueldo, la oportunidad de un ingreso extra a tu trabajo principal, e incluso, te puede empujar a trabajar por tu propia cuenta. No lo veas como un gasto, sino como lo que verdaderamente es: capacitarte profesionalmente es una inversión. 

Quizá te encuentres con que la plata no te alcanza o que, de acuerdo a tus ingresos, te va a ser muy difícil poder pagar la carrera o curso profesional que querés hacer.  La formación profesional no es barata. Pero no te desanimes y buscá la forma de financiar tu desarrollo profesional. ¡Si el plan funciona, más adelante vas a poder pagar esta y muchas otras más!



Oportunidades de financiación hay miles lo importante es investigar y encontrar la que se ajusta a tu necesidad y posibilidades. Muchas academias y universidades ofrecen la posibilidad de pagar sus programas en cuotas, o de aplicar a becas y/o ayudas especiales, también hay descuentos por convenios con distintas entidades o por inscripción temprana.  Si éstas primeras no te resultan, siempre está la opción de solicitar un pequeño préstamo personal para financiar tus estudios hoy, y pagarlos más adelante en cuotas. Los préstamos personales online son una opción rápida y con pocos requisitos que te permiten acceder a un monto de dinero enseguida, ideal para pagar el curso o capacitación profesional que te interesa y, además, aprovechar el descuento que la muchas entidades ofrecen por pago al contado o adelantado.

Otra ventaja de los préstamos personales es que el pago de los mismos, en cuotas preacordadas y en pesos, te permite organizarte y tener previsibilidad. Un pequeño préstamo personal puede ser, también, una opción muy útil a la hora de pagar los gastos excepcionales de tus estudios, como materiales o libros.

Mantenerse actualizado y capacitarte constantemente y adquirir nuevas habilidades y/o herramientas de trabajo potencia tu carrera y te abre la puerta a nuevas oportunidades profesionales. El mundo se mueve, cambia y avanza rápidamente, aquellos que quieran progresar, tener un mejor sueldo o lanzarnos a un nuevo desafíos no pueden dejarse estar. Estudiar es una inversión. Que la falta de dinero no sea una excusa para no hacerlo. Analizá las distintas opciones que hay para financiar y ¡no te quedes atrás!

últimas noticias
noticias relacionadas