¿Qué es y cómo consolidar mis deudas?

La cuota seis de 50 del plan para comprar el televisor, el crédito hipotecario a mil años, la cuota 12 del plan de ahorro para poder comprarme un auto, el pago mínimo de la tarjeta que no llega a cubrir las interminables cuotas que tengo. La suma de todas estas cuentas es una situación que se repite todos los meses. Una situación que se repite y parece interminable porque siempre queda algún resto por saldar. Si sos una de las personas que lo sufre, como la mayoría de nosotros, ordenar tu presupuesto financiero podría ayudarte.

 

¿Qué es la consolidación de deudas?

 

¿Qué hacer si tengo deudas que no puedo pagar?

En primer lugar, es importante tener claro el panorama antes de tomar una decisión. Por lo tanto, lo primero que debes hacer es una lista con tus ingresos y también tus gastos analizando si podés disminuirlos. Al verlos enumerados es más fácil reconocer qué es posible recortar.

Después debes analizar los compromisos pendientes, es decir, tus deudas personales. En esta instancia también es recomendable armar una lista detallada donde incluyas: tipo de deuda (particular o a una institución financiera), monto de la cuota mensual y tasa de interés. Además, es importante clasificar todas tus deudas para determinar el grado de prioridad de cada una, las más urgentes serán aquellas con mayor tasa de interés o con consecuencias más graves, como la pérdida de una vivienda.

Este análisis te permitirá tener una visión global de nuestra situación financiera para saber cuánto podés gastar mensualmente. Una vez ordenadas tus finanzas, podés recurrir a una financiación donde puedas cubrir todas tus deudas personales en un único pago.

 

¿Cómo consolidar mis deudas?

¡Con un préstamo para reunificar deudas! Consiste en tomar un nuevo préstamo para cancelar todas tus otras deudas personales. Solo tenes que pagar una cuota con una tasa de interés y plazos nuevos. 

Estos préstamos te ayudan a aliviar la presión económica, conseguir más liquidez y evitar entrar o lograr salir del Veraz. Antes de solicitar uno, acordate de consultar al Veraz para saber si has sido reportado alguna vez ya que afectará el tipo de préstamo que puedas solicitar.

Existen 2 alternativas:

  • Préstamo personal de consolidación de deudas que no requiere garantía, en el caso que tus deudas no sean muy elevadas y no estés en el Veraz
  • Préstamo para consolidar con garantías, es decir que tendrás que dejar una propiedad como aval (el valor dependerá del monto de la ayuda solicitada). Estos aplican para deudas elevadas o personas que ya han ingresado en el Veraz.

Es importante que el nuevo préstamo, es decir, el que te ayudará a saldar todas tus deudas personales, tenga una menor tasa de interés que las que pagas actualmente, sino no será rentable. Además, tené en cuenta que, el pago total mensual que harás será más bajo que el actual pero el tiempo de pago será mayor a tus cuotas actuales.

La mejor alternativa al estar endeudado es buscar una solución rápida, antes que se atrasen los pagos y la situación parezca imposible de solucionar, pero ojo no caigas en “créditos rápidos” con cláusulas abusivas y tasas de intereses altísimos. De todos modos, siempre es mejor evitar contraer deudas porque el endeudamiento provoca más endeudamiento, es como una “bola de nieve”.

Definí un plan de acción, contrae una deuda que puedas pagar para poder retomar el control de tus finanzas y no caer en mora con tu nuevo crédito.

 

¿Cuándo me conviene sacar un préstamo para saldar deudas?

Cuando querés ordenar tus finanzas, cuando queres pagar menos interés o cuando querés evitar entrar al Veraz.

 

¿Cómo (o dónde) obtener un préstamo para saldar deudas?

En Argentina, los préstamos personales para cancelar deudas no son emitidos por los bancos, sino por una compañía de microfinanzas. Es por esto que los términos de la transacción pueden ser mucho más fáciles y simples y todos pueden tener la esperanza de conseguir uno porque los requisitos no son tan exigentes. Generalmente es necesario contar con el Documento de Identidad, un teléfono, un CBU, justificante de ingresos y obviamente información sobre tus deudas.

A la hora de elegir tu préstamo compará las opciones y prestá atención a las condiciones de pago y a las tasas de interés. Es importante tener cuidado porque existen muchas personas o incluso instituciones que se aprovechan de estas situaciones al ser una oportunidad para estafar o cobrar altos intereses.

En conclusión, la mejor opción es no endeudarse para evitar la bola de nieve, pero en el caso de ser necesario consolidar tus deudas es una gran opción para organizar tus finanzas y ¡evitar caer en el Veraz! Además, una vez que hayas logrado tu equilibrio financiero, hacé todo lo posible por mantenerlo.

últimas noticias
noticias relacionadas