¿Tenés deudas? Salí del veraz y limpiá tu historial crediticio

¿Alguna vez escuchaste la frase “estar en el Veraz” y no supiste bien de qué te estaban hablando? Nosotros te lo explicamos y, además, te contamos cómo salir de esta situación financiera.

El Veraz es una base de datos que tiene información sobre nuestras finanzas y solvencia económica. Estar en el Veraz significa que tenés deudas bancarias o crediticias sin pagar,  esto es un gran obstáculo a la hora de pedir productos financieros como tarjetas de crédito o préstamos bancarios.

Averiguar si figurás en el Veraz es gratis y muy simple. Solo tenés que ingresar a la página del Banco Central de la República Argentina y seguir los siguientes pasos:

  1. Hacer clic en “Central de información”.
  2. Una vez ahí, ingresar a “Informes por CUIT”.
  3. Y escribir tu número de CUIT, CDI O CUIL.

Si estás en el sistema, te vas a encontrar con que este identifica a los deudores de acuerdo con el tiempo que pasó desde que entraron en deuda. Y los ordena en una escala del 1 al 6:

  1. Normal: atraso en el pago que no supere los 31 días.
  2. Riesgo bajo: atraso en el pago de más de 31 y hasta 90 días desde el vencimiento.
  3. Riesgo medio: atraso en el pago de más de 90 y hasta 180 días.
  4. Riesgo alto: atraso en el pago de más de 180 días hasta un año.
  5. Irrecuperable: atrasos superiores a un año.
  6. Irrecuperable por disposición técnica: deuda con una ex entidad. Se deberá aclarar la situación con la ex entidad que hubiera otorgado en su momento una financiación, consultando al administrador.

Ahora, supongamos que entraste al Veraz y, lamentablemente, te encontrás en la base de datos. ¿Qué podés hacer? ¿Cómo saldar tus deudas y “liberarte” de las restricciones, bancarias y financieras, que implica estar en el veraz?

No te preocupes. Nosotros te queremos ayudar a salir de esa situación y limpiar tu historial crediticio.

Lo primero que tenés que saber, es que, para salir del veraz, tenés que saldar tus cuentas y eliminar tus deudas.  Hecho eso, es clave verificar que el cambio haya quedado registrado en tu historial. Para eso, cuando verifiques el veraz recordá guardar tu informe para hacer la demanda del retiro de la lista.

Lo bueno es que podés hacer el trámite desde la comodidad de tu casa, de forma online o por teléfono. ¡No hay excusas para no hacerlo!

Ahora, ¿cómo saldás esas deudas pendientes?  Hay distintas maneras:

Una opción, es organizar tus ingresos mensuales  y evaluar la posibilidad de destinar un porcentaje de los mismos  al pago de tus deudas.

Si esa no es una posibilidad, otra opción es solicitar un préstamo personal para disponer de un monto de dinero que te permita saldar tus deudas y, mientras tanto, seguir viviendo.

Puede sonar contradictorio, sería contraer una deuda más, pero cuando necesitás contar con un monto de dinero disponible a la brevedad, un préstamo online – a tasa fija y con una buena financiación- es una buena alternativa.

Terminando el año y es entendible haber generado deudas (más después de un año tan especial, con tantos meses de cuarentena). Al mismo tiempo, llegan las fiestas, el verano, y con ellos, nuevos gastos en regalos y/o vacaciones.

Pedir prestado es una solución ideal para saldar la deuda hoy, solventar los gastos de fin de año y arrancar el año con tu historial crediticio en limpio. De paso, evitás problemas con las tarjetas o tocar tus ahorros no pesificados.

Para chequear si tu nombre figura en el veraz te dejamos este enlace directo a la página de consulta del BCRA.

Quizás te interese leer nuestro artículo sobre: ¿Cómo hago para solicitar un préstamo al instante?

Y recordá que si tenés dudas, o necesitás aseoramiento sobre préstamos personales,  nosotros estamos acá para ayudarte.